¿Por qué es importante descansar para mejorar tu condición física?

¿Por qué es importante descansar para mejorar tu condición física? Comentarios

GORKA SEDANO | BILBAO. En alguna ocasión ya hemos comentado que tan importante es el tiempo de entrenamiento como el tiempo de descanso. Nuestra misión fundamental será escuchar a nuestro propio cuerpo para saber cuándo debemos entrenar y cuándo debemos descansar.

Está claro que no podemos descuidar nuestro período de recuperación, ya que si no nos concedemos una pequeña tregua, nuestro rendimiento descenderá. Podemos llegar a perder fuerza y velocidad, por lo que nuestro entrenamiento dejará de ser eficaz. Pero el peor de los males puede aparecer con el temido sobre-entrenamiento.

Para establecer un correcto equilibrio entre descanso y entrenamiento se antoja obligatorio atender a una serie de indicadores en el comportamiento diario de nuestro propio cuerpo.

-Masa corporal. Si observamos que entre sesión y sesión de entrenamiento hemos perdido alrededor de un 2% de peso, puede ser debido a una insuficiente hidratación durante o después del entrenamiento realizado. Debemos tener en cuenta que la deshidratación influye de forma negativa tanto a nuestro estado físico como mental.

-Ritmo cardiaco. Una buena recomendación es que cada mañana nos tomemos el pulso para saber cuál es nuestra frecuencia normal. Si el ritmo cardiaco en reposo es elevado, padecemos de estrés o tenemos ansiedad. Entonces el sistema nervioso tiende a liberar hormonas que aceleran el corazón, obligando a que el cerebro y los músculos reciban una mayor cantidad de oxígeno. Sin duda alguna requerimos un tiempo de sosiego adicional.

-Sueño irregular. La mayor parte de los médicos señalan que dormir bien es uno de los puntos básicos para nuestro organismo. Y es que un buen descanso es una herramienta perfecta para la reconstrucción de nuestras fibras musculares.

-Mala hidratación. Atendiendo al color de nuestro orina, ésta cuanto más oscura sea, más propensos somos a la retención de líquidos. Así que beber agua es esencial para evitarlo.

-Bajo estado de ánimo. Podemos llegar a un punto en que nuestro organismo se sienta saturado por el entrenamiento, o por otros factores como el estrés, lo que puede causar irritabilidad. El mal humor es un indicio claro de que nuestro tiempo de reposo no es el más adecuado.

-Rendimiento. Un breve análisis de nuestro entrenamiento nos dará la referencia exacta para saber si necesitamos más o menos descanso. No debemos centrar nuestra atención ni en la cantidad ni en la intensidad de nuestra actividad física, sino más bien en su calidad.

-Molestias y dolor. Es obvio que si sentimos que nuestros músculos están sobrecargados cuando se sale a correr o estamos lesionados, nuestro cuerpo necesita más energía para recuperarse, por lo que tiempo de reposo se alargará se incrementará de forma notable.

Dichos indicadores nos proporcionan pistas reales para programar nuestro tiempo de descanso tras el entrenamiento.

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2016.