Comer bien para sentirse mejor

Comer bien para sentirse mejor Comentarios

Hola soy Carla Cebollada, una chica de 14 años apasionada del deporte y la moda. Algunos me conoceréis por un artículo que publiqué en esta web hace poquito junto a mi padre, Alberto Cebollada, en donde probábamos equipación deportiva Climachil lde Adidas.

Soy nadadora en un equipo de natación y apasionada al triatlón. Además de ello practico habitualmente otros deportes como el running, al cual me aficioné durante mi estancia en Inglaterra representando al colegio en donde estuve en  el equipo de cross country.

Mi padre me inicio en el deporte cuando era muy pequeña y desde entonces le dedico una parte importante de mi vida combinándolo con la vida social , redes sociales..etc.

Además de hacer deporte, como toda chica de mi edad, me gusta ponerme guapa para salir con mis amigas y conocer chicos guapos. Y no puedo vivir sin música!!!

En este primer post me gustaría hablar sobre otro de los aspectos de mi vida que es muy importante para mi, la alimentación.

En mi casa siempre se ha comido muy sano. Mi padre me ha inculcado desde pequeña la importancia de comer sano, variado y equilibrado. Estos tres pilares de la "alimentación

saludable" se los habré oído decir no sé cuantas veces, casi tantas como que recoja mi habitación...

Me gustaría contaros una historia que me contó mi padre un día sobre los cambios que una nadadora olímpica hizo en su alimentación y cómo le sirvieron para mejorar su rendimiento y sentirse más vital. Creo que consejos así pueden serle útil a otras chicas que como yo tienen el deporte como un estilo de vida.

La nadadora se llama Elizabeth Beisel y debutó en unas olimpiadas a los 15 años, (¡madre mía, casi como yo!). No sólo era la más joven de las nadadoras, sino que estuvo a punto de ganar una medalla siendo 4º en el 200 metros espalda, una de mis pruebas favoritas. Tras cuatro años de entrenamiento de altísimo nivel, en los Juegos Olímpicos de Londres del 2012, ganó una medalla de plata en los 400 metros estilos y otra de bronce en los 200 metros espalda.

Ella asegura que su alimentación actual es totalmente diferente de lo que era cuando ella adolescente y se preparaba para sus primeros Juegos Olímpicos en 2008.

Su dieta ha cambiado por completo, pasando de lo que ella cataloga como un error "típico" de toda chica de 15 años  "creer que puedes comer de todo y mucha cantidad porque no ves los problemas... " a poder ahora rendir más en los entrenamientos, recuperar más rápido y sentirse con más fuerza, más vital y lo mejor de todo ¡poder disfrutar más de la vida que hay tras los entrenamientos¡

Lo que ha hecho Beisel, es eliminar el azúcar refinada de su alimentación y reemplazarla por los hidratos de carbono de calidad , con un índice glucémico bajo que le aportan energía durante tiempo prolongado. 

Ella asegura que los beneficios que ha notado por estos cambios son brutales, ya no tiene esos cambios de humor que tantos quebraderos de cabeza le traían, ni esas ganas locas de comerse la tableta de chocolate entera.
Cambió su desayuno de galletas, de pan blanco y mermeladas por cereales integrales sin
azucares añadidos. Paso de comer pasta refinada a pasta integral, de pizzas y hamburguesas casi a diario a verduras, ensaladas variadísimas y más legumbres, pescado y carnes magras. 
Los refrescos azucarados y la bollería industrial pasó a tener mejor vida en su alimentación cambiándolo por alimentos con grasa cardiosaludable como el pescado azul, frutos secos, frutas y hortalizas.

Como curiosidad comentaros que come nueces a diario, al igual que mi padre
J y le encantan las zanahorias, ¡como a mi!! J. Son muy buenas para regular la glucemia (nivel de glucosa en sangre) y controlar el apetito.
En una entrevista que leí, Beisel recordaba echando la vista atrás, como de inadecuados eran sus almuerzos y meriendas con las amigas, a base de patata fritas y refrescos, no siendo consciente de lo que estaban entorpeciendo en su rendimiento y salud en general.

Por ello, desde mi humilde opinión, os aconsejo que os lancéis en esta aventura comer bien para sentirse mejor con uno mismo. Eliminad todo lo posible la comida basura, el azúcar y las grasas trans o hidrogenadas, presentes en muchos productos procesados de consumo diario.

Os recomendaría echar un vistazo a la composición de cada uno de los productos que compréis rechazando todos aquellos que contengan estos ingredientes.

Para mi ha sido muy importante el ir aprendiendo día a día gracias a mi padre y a ejemplos como el de esta nadadora, la importancia de comer sano fijándome en los nutrientes de cada alimento y qué beneficios aporta en nuestro cuerpo cada uno de ellos.

Por ejemplo, la leche desnatada tiene ocho gramos de proteína y nueve nutrientes esenciales para la recuperación muscular, en las verduras de hoja verde encuentras el hierro y las vitaminas para transportar el oxígeno a los músculos, etc...

Todo lo que comes tiene un objetivo en tu cuerpo y tienes que ser consciente de ello al igual que lo hace Beisel.

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2016.