Desayuno sano e ideal: Lo pequeño nos hace grandes

Desayuno sano e ideal: Lo pequeño nos hace grandes Comentarios

Desayuno sano e ideal: Lo pequeño nos hace grandesHola chicas, hoy me apetece compartir con vosotras uno de mis momentos preferidos del día, "el desayuno". Habitualmente, no le damos ninguna importancia a esta comida que tan importante es para nuestro organismo. Se debe principalmente a la falta de tiempo, a los rígidos horarios laborales, o simplemente a la "pereza" que nos supone levantarnos media hora antes para su preparación.

Sin embargo, para mí es un auténtico placer del día a día. Me encantaría contagiaros, por eso os voy a contar cómo los preparo, tampoco supone tanto, ¡ya veréis! 😜

Cuando dormimos, nuestro organismo tiende a utilizar menos energía que durante el día, cuando estamos activos, pero igualmente a la mañana siguiente necesita de nuevos alimentos para poder nutrirse. Por ello cuando no desayunamos, o lo hacemos más tarde que de costumbre (o mal), es común sentirnos fatigados, desconcentrados, o incluso de mal humor, siendo habitual que nos fallen las fuerzas y la energía.

Ahora bien, hay que añadir que es tan mala la escasez como el abuso: aunque la glucosa es necesaria para que el cerebro funcione adecuadamente e inicie la coordinación de nuestra jornada, su exceso genera aletargamiento.

Desayuno sano e ideal: Lo pequeño nos hace grandes

El desayuno debe suponer entre el 20 y el 25% de las calorías ingeridas a lo largo del día. Para que sea equilibrado, deberíamos incluir, lácteos (leche, yogur, cuajada, queso...), frutas y cereales (pan, tostadas, cereales de desayuno, galletas...). Aparte de estos, también pueden participar otros alimentos, como derivados cárnicos (jamón cocido o serrano, o pechuga de pavo) y dulces, aunque en cantidades moderadas.

  • Cereales. Proporcionan hidratos de carbono que aportan energía, vitaminas y minerales. Los cereales integrales aportan, además, fibra.
  • Lácteos. Contienen proteínas de calidad, calcio, vitaminas A y D, y vitaminas del grupo B (principalmente riboflavina o B2).
  • Frutas. Aportan hidratos de carbono, agua, vitaminas, minerales y fibra. Ayudan a regular el tránsito intestinal
  • Derivados cárnicos. Contienen proteínas de calidad con función formadora (de construcción de tejidos y células) y cantidades variables de grasa con función energética.

Desayuno sano e ideal: Lo pequeño nos hace grandes

En mi caso, dependerá del día. Según me apetece dulce o salado, lo preparo a base de unos u otros alimentos, pero siempre «completitos». Cereales integrales, tradicionales, o con frutos rojos, con salvado de avena y leche semidesnatada sin lactosa; tostadas de pan con cereales, combinadas con jamón serrano o cocido y tomate natural, queso, o pavo, y un «chorroncito» de aceite de oliva. Incluso también, aunque con menor frecuencia, galletas integrales, o de avena. Cuidando la cantidad, en este caso.

Siempre tomo fruta, bien sea en pieza o en zumo, preferiblemente exprimido, y un café. El café, últimamente lo tomo con miel natural pura para edulcorarlo. Consejo de mi chico, y está riquísimo. Entre mis frutas preferidas para este momento del día estarían la piña, el kiwi, el melón o la sandía.

Como veis, tomar un desayuno adecuado no es tan difícil como se suele pensar, ya que disponemos de opciones variadas y nutritivas para alimentarnos cada día con algo distinto.

Desayuno sano e ideal: Lo pequeño nos hace grandes

También hay desayunos más especiales. Esos que quizás requieren un poquito más de tiempo y elaboración. Os los propongo para el fin de semana, incluso podrían considerarse como "brunch". Muestro algunos con frutas como el aguacate, untado sobre tostada de pan con tortilla francesa. Y otro compuesto con copos de avena, leche, una clara de huevo, canela, plátano, arándanos y semillas de chía.

Otra opción para aquellas que prefieren la fruta bebida, son los batidos. Os dejo un par de recetas. El primero, batido de plátano, cacahuetes y canela.

El segundo, recomendación de mi entrenador de Body Tone, Ignacio Arnedo Hernández, del que os hablaré en algún otro post, contendría, en dosis para chica:

  • 40 gramos en copos de avena
  • 350 a 400 ml de zumo de naranja (exprimido preferentemente)
  • œ aguacate
  • œ plátano
  • Añadimos, según preferencia, otras frutas como la fresa, la uva roja. La cereza o la papaya.

¡Y a disfrutar!

Desayuno sano e ideal: Lo pequeño nos hace grandes

Mi última foto, uno de los mejores desayunos que he tomado. No solo por lo exquisito que estaba sino también por las vistas, inigualables, y la compañía. Un rinconcito en el País Vaso.

Tenemos que disfrutar de cada momento, sea cual sea. Porque son éstos los que convierten tu vida en un camino especial.

Hasta la próxima «IronCrownsers»

Desayuno sano e ideal: Lo pequeño nos hace grandes

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2016.