Cómo superar una lesión psicológicamente

Cómo superar una  lesión psicológicamente ComentarioComentarios

Te has lesionado. Seguramente la lesión no es lo único que te duele. Al día siguiente empiezas a pensar en cuánto vas a tardar en recuperarte, en que vas a perder la forma, en que no lograrás tureto. Tu mente la invaden pensamientos negativos y no ves el día de empezar de nuevo a entrenar. Para empezar te vamos a dar una buena noticia... Todo esto no es cosa tuya. Le sucede al 90% de los deportistas que se lesionan. Por eso te vamos a dar una serie de recomendaciones para superar una lesión empezando por la cabeza.

Tal ve te interese:

-Asumir nuestra lesión. Si tenemos un problema de salud, lo primero que debemos hacer es asumir que este existe. Así, podremos encontrarle solución en el menor plazo de tiempo posible, evitaremos problemas más graves y conseguiremos que el problema no se haga crónico y sea imposible de erradicar.

-Establecer un plan. Es importante preparar un programa de trabajo con el asesoramiento de los especialistas que tengamos a nuestro alcance: médicos, entrenadores, psicólogos o fisioterapeutas. Este plan deberá tener en cuenta el tiempo que dedicaremos a la recuperación, las tareas que tendremos que realizar, el regreso a los entrenamientos, etc.

-Recibir ayuda psicológica. Un psicólogo deportivo puede ayudarnos a estar mejor durante la lesión, a sentirnos más seguros con la recuperación, a entender cómo debe ser el regreso a la práctica deportiva y a prevenir futuras recaídas.

-Tener la mentalidad adecuada. Hemos de plantearnos cada ejercicio de recuperación como si estuviéramos realizando nuestro entrenamiento más duro. De este modo, nos será más fácil asumir el dolor o la incomodidad si pensamos que guardan relación con lo que nos gusta, es decir, el running.

-Centrarse en la recuperación. Para ello, es fundamental mantener una altísima motivación por recuperarse y esto implica cuidar al máximo nuestras limitaciones, las tareas que tenemos que realizar en casa y los trabajos de fisioterapia.

-Regresar a los entrenamientos de manera gradual y escalonada. Sólo nos exigiremos aquellas tareas o ejercicios que podamos llevar a cabo. En este sentido, es de vital importancia no saltarse los plazos de recuperación y no tener inquietud por estar como antes de la lesión. Lo único que conseguiríamos sería una posible recaída.

-Replantear los objetivos y el plan de entrenamientos de lo que queda de temporada. Cuando hayamos completado nuestra rehabilitación, deberemos asumir que los objetivos anteriores a la lesión posiblemente ya no estén a nuestro alcance. Nuestra motivación y confianza deberán corresponderse con nuestro estado de forma actual y deberemos fijarnos nuevas metas.

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2017.