Aceite de palma ¿Es cancerígeno?

Aceite de palma ¿Es cancerígeno? ComentarioComentarios

Seguro que os lo habéis preguntado, el aceite de palma ¿es cancerígeneo? No todos los aceites y grasas vegetales son iguales, y sus efectos sobre la salud también son bastante diferentes. El que sean más o menos saludables dependen de su perfil lipídico (composición en ácidos grasos). Mientras algunos tienen un perfil que podría definirse como saludable, el consumo de otros están asociados al incremento del riesgo de padecer diversos trastornos de salud.

Diversos estudios científicos demuestran que el consumo habitual de estos ácidos grasos saturados influyen en un aumento del colesterol LDL en la sangre, hecho que duplica el riesgo de afecciones cardiovasculares. 

Varias organizaciones de salud recomiendan reducir su consumo. No obstante, recientes investigaciones manifiestan que no todas las grasas saturadas son iguales: parece ser que los ácidos grasos de cadena larga y número impar de carbonos serían beneficiosos, mientras que aquellos ácidos grasos con cadena más corta y número par de carbonos serían perjudiciales.

aceite de palma cancerigeno

Aceite de palma: El aceite vegetal más usado del mundo

El aceite de palma es el aceite más usado en el mundo (Europa importa al año unas nueve millones de toneladas). Últimamente este aceite está en el punto de mira por diversas razones:

  • Sus efectos sobre la salud
  • El impacto socioeconómico y mediambiental.

El aceite de palma y sus derivados se obtienen del fruto de la especie Elaeis guineensis, conocida como palma africana o aceitera, original del continente africano que se introdujo en el suroeste asiático a principios del siglo XX. La mayoría de la producción de aceite de palma procede del sudeste asiático, Indonesia y Malasia, donde cada año millones de hectáreas de bosque y selva son arrasadas para cultivar la palmera Elaeis guineensis, aunque también hay importantes plantaciones en Papúa Nueva Guinea, Colombia, Tailandia, Camboya, Brasil, México y África occidental.

Su uso está muy extendido debido a que es muy barato (650 euros la tonelada frente a los 900 euros de la tonelada de girasol o los 3.500 euros la de oliva); y a su punto de fusión, ya que a temperatura ambiente su estado es sólido, proporciona consistencia, mantieniendo la forma del producto y da untuosidad y una textura sedosa a los alimentos. Cuando se introduce en la boca funde de forma agradable. Su uso es más adecuado que las grasas hidrogenadas o trans.

Efectos sobre la salud del aceite de palma

aceite de palma cancerigenoEn cuanto a los efectos sobre la salud, es su alto contenido en ácidos grasos saturados, concretamente ácido palmítico (C:16, cadena relativamente corta y par) lo que lo sitúa en el centro de la polémica. En su composición más del 43% es ácido palmitico, mientras que en el aceite de oliva sólo hay un 11% de este ácido graso. El ácido palmítico recibe este nombre por ser un componente característico del aceite de palma y hay pocas dudas respecto a su presencia en la dieta en relación con diversas disfunciones metabólicas, entre ellas, la diabetes.

No obstante el aceite de palma también contiene otros ácidos grasos, principalmente ácido oleico y linoleico, y tocotrienoles de vitamina E, potentes antioxidantes que inhiben la síntesis de colesterol, cuyos efectos también podrían ser compensatorios. Los estudios sobre los efectos sobre la salud del aceite de palma no son definitorios: el aceite de palma puede producir tanto cambios favorables como desfavorables en el perfil lipídico sanguíneo; no hay evidencia clara que demuestre una asociación inequívoca entre el consumo de aceite de palma y el aumento de riesgo cardiovascular, particularmente en individuos con una dieta saludable rica en ácidos grasos insaturados.

También la asociación con el cáncer da lugar a resultados controvertidos

En el aceite de palma encontramos presencia de compuestos potencialmente carcinogénicos fruto de su necesario procesamiento para eliminar su marcada apariencia rojiza y mejorar su sabor y olor. 

La EFSA afirma que el aceite de palma contiene una familia de compuestos denominados ésteres glicidílicos de ácidos grasos, que por el tratamiento del aceite a alta temperatura (a más de 200ºC) dan lugar a un compuesto tóxico y probable agente carcinogénico: el glicidol (o 2,3-epoxi-1-propanol) una sustancia de marcado carácter teratogénico y sobre el que no se puede establecer un nivel de ingesta seguro, según la jefa del Panel de expertos de la EFSA sobre contaminantes en la cadena alimentaria.

No obstante, suponiendo que los compuestos tóxicos que aparecen en el procesado del aceite de palma tuviesen una relación directa con el riesgo de desarrollar cáncer en un determinado porcentaje, este sería un riesgo relativo, es decir aumentaría las posibilidades de desarrollar ese cáncer entre las personas susceptibles y expuestas al agente. 

Gran parte de los efectos del aceite de palma dependerá de su uso: virgen o refinado, a alta temperatura o en frío, número de frituras, cantidades...

Se necesitan más investigaciones para definir las ventajas y desventajas del consumo de aceite de palma.

Productos que contienen aceite de palma

Este aceite no lo vamos a encontrar embotellado en las tiendas, es un ingrediente muy común en los alimentos procesados... y solo en ellos. 

  • Productos para untar: Al tener gran cantidad de grasas saturadas facilita el untado de cremas o margarinas.
  • Bollería industrial: Se usa como sustituto de las grasas hidrogenadas y de la mantequilla en galletas, bollería, helados, etc.
  • Precocinados: Se enrancia menos y su precio es bajo, por eso se usa para elaborar muchos platos de comida preparada, salsas, etc.
  • Chips y aperitivos: Aguanta más frituras que otras grasas. Lo encontramos en aperitivos dulces y salados, palitos de pan, patatas fritas, pizza, tostadas, etc.
  • Productos para la limpieza: El aceite de palma es un elemento fundamental para la fórmula de fabricación de jabones y detergentes por estar presente en sus tensioactivos.
  • Industria de la cosmética: Con él se elaboran pasta de dientes, cremas o jabones para el cuidado de la piel.
  • Velas: El aceite de origen vegetal es una alternativa a la cera o la parafina, desinados a la fabricación de productos como velas.
  • Otros productos: Se puede encontrar en la producción de biodiesel.

Empresas que utilizan aceite de palma

Algunas de las empresas del sector alimentario que más usan este ingrediente son Unilever, Nestlé, Kellogg's, Burger King, McDonalds, Starbucks, Ferrero, etc.. Además, en algunas culturas y en establecimientos y cadenas de restauración, el aceite de palma se utiliza para realizar frituras, e incluso para aliñar.

Actualmente, por el Reglamento Europeo 1169/2011 sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, que entró en vigor en diciembre de 2014, los fabricantes están obligados a detallar en el etiquetado de ingredientes el tipo de grasa vegetal que emplean en sus productos. 

Pero todavía hay algunos fabricantes y distribuidores de alimentos que evitan su mención en el etiquetado o la disfrazan usando algunos pseudónimos (aceite de palmiste, grasa vegetal fraccionada e hidrogenada de palmiste, estearina de palma, palmoleina u oleina de palma, manteca de palma o haciendo uso del nombre científico de la especie: Elaeis guineensis).

Se le podrían encontrar sustitutos -por ejemplo aceite de soja, grasas hidrogenadas, manteca de coco, aceite de oliva o de girasol- pero no son tan económicos como los derivados del aceite de palma.

Impacto mediambiental y socioeconómico

También hay que tener en cuenta la perspectiva medioambiental, social, de sostenibilidad y económica, ya que en algunos países su impacto es muy importante. 

Es muy difícil que el cultivo de palma aceitera sea sostenible, ya que es un monocultivo que se da en zonas tropicales, y suele estar asociado a pérdida de biodiversidad, deforestación, contaminación, explotación y malas condiciones de trabajo. La expansión de monocultivos intensivos, como las plantaciones de aceite de Palma, especialmente en el sudeste asiático, se ha asociado con la deforestación de los bosques tropicales, la apropiación de tierras pertenecientes a comunidades autóctonas, abusos contra los derechos humanos y la muerte de ejemplares de diferentes especies animales. 

Además, aunque el país productor recibe ingresos por la exportación del aceite de palma, los grandes perjudicados suelen ser las comunidades autóctonas, que habitualmente ven desaparecer su modo de vida tradicional a cambio de un puesto de trabajo en una gran plantación. Aún así, su producción es clave en la economía local y constituye una materia prima para la industria local.

Conclusión

Para evitar el exceso de grasas saturadas que aporta el aceite de palma a nuestra dieta, lo mejor es limitar todo lo posible el consumo de alimentos altamente procesados: precocinados, bollería industrial, snacks y aperitivos, productos de pastelería y otros productos agroalimentarios procesados.

El problema de salud está en la comida ultraprocesada en general, rica en azúcares, sal y grasas no saludables y pobre en nutrientes esenciales, no en este componente en concreto.

En caso de tomar algún producto procesado es importante leer las etiquetas y elegir aquellos en los que se evite la palma y as grasas trans o hidrogenadas y se haya utilizado otro tipo de grasa más saludable como aceite de oliva o de girasol.

Hay que tener en cuenta que lo importante es un patrón dietético saludable, no los nutrientes individuales.

Lo más recomendable es basar la alimentación en alimentos reales, frescos y preparar la comida en casa con aceites más saludables, como el de oliva o el de girasol.

Si basamos nuestra dieta en alimentos frescos y mínimamente procesados, evitando alimentos o productos superfluos, un consumo ocasional y moderado de aceite de palma como parte de una dieta saludable, no tiene un riesgo mayor de enfermedad cardiovascular.

Hay otras industrias que atentan contra en medioambiente y afectan a nivel social a los productores de países subdesarrollados o en vías de desarrollo (tecnología, textil, etc.), por lo que hemos de ser coherentes y rechazar también estas prácticas.

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2017.