Los 8 mejores trucos para acelerar tu metabolismo

Los 8 mejores trucos para acelerar tu metabolismo ComentarioComentarios

Desarrollar nuestra masa muscular y disminuir el porcentaje de grasa corporal son los dos principales objetivos cuando buscamos un estilo de vida fitness; para lograr esto es necesario que el metabolismo sea capaz de procesar las calorías que entran al cuerpo por medio de los alimentos. Un adecuado balance entre dieta y ejercicio es la clave para lograr este objetivo, sin embargo podemos utilizar algunos trucos que nos ayudarán a acelerar el metabolismo y hacer más eficiente la quema de calorías.

¿Cómo saciar la sensación de hambre?

No estamos hablando de ninguna dieta o brebaje mágico, con simples cambios en nuestra rutina diaria que podremos implementar fácilmente, estaremos permitiendo a nuestro cuerpo obtener energía de una forma equilibrada. A continuación te dejamos algunas recomendaciones para optimizar el metabolismo

Tal vez te interese

La importancia del desayuno

como-acelerar-metabolismoEs la primera y quizás la mejor recomendación para acelerar el metabolismo. Las horas de ayuno que pasamos mientras dormimos hacen que el metabolismo se vuelva lento para mantener constante el flujo de energía que el cuerpo necesita en este momento en que no ingresan nutrientes al organismo.

Cuando despertamos, la demanda de energía se vuelve más grande, por lo que al hacer un buen desayuno le proporcionamos a nuestro cuerpo los nutrientes necesarios para reactivar el metabolismo luego del ayuno. 

Al hacer esto, el flujo de insulina y glucosa se vuelven a regular en nuestro cuerpo, manteniéndose constantes a lo largo del día; unos niveles adecuados de estos dos elementos hacen que el cuerpo sea menos propenso a sentir antojos, principalmente de alimentos dulces o altos en carbohidratos.

Al despertar el metabolismo con un buen desayuno hacemos que la quema de calorías a lo largo del día sea más eficiente; por esto, es importante que no te saltes nunca el desayuno, el cual debemos realizar dentro de la primera hora luego de habernos despertado.

Evita las grasas

perder grasa- acelerar-metabolismoEsta recomendación puede parecer lógica, pero hay muchas personas que no la aplican. Se ha demostrado que una dieta pobre en grasas ayuda a que el metabolismo trabaje de mejor forma al quemar calorías. Lo mejor es optar por alimentos ricos en proteínas y carbohidratos complejos, pero pobres en grasa. Aunque no nos engañemos, la velocidad con que el metabolismo trabaja tiene mucho que ver con la genética. Seguro que has notado que hay personas que parece que comen más y no engordan, mientras que otras ganan peso de manera más desproporcionada.

En algunos casos, esto tiene que ver con los alimentos que elegimos consumir, cuando la dieta es baja en grasas podemos darnos el lujo de comer más sin engordar, mientras que si optamos por una dieta donde las grasas están presentes de forma excesiva, terminaremos subiendo de peso aunque no comamos demasiado, ya que el metabolismo procesa las grasas de forma más lenta y con el paso del tiempo llegaremos a acostumbrarlo a trabajar a este ritmo.

Hacer ejercicio en ayunas

Este ha sido un tema muy controversial, ya que muchos entrenadores y profesionales de la salud han cuestionado su eficiencia y lo recomiendan solamente en caso de que ya lleves un buen tiempo haciendo ejercicio y cuentes con una buena condición física que te permita sobrellevar el esfuerzo sin haber consumido alimentos.

Al estar en ayunas las reservas de glucógeno de nuestro cuerpo son muy bajas, ya que como hemos explicado anteriormente el metabolismo se encuentra "dormido". El glucógeno es una de las principales fuentes de energía para nuestro cuerpo, seguido de las grasas. Al tener una cantidad baja de glucógeno debido al ayuno, hacemos que este se agote más rápidamente y el cuerpo empiece a utilizar las grasas como combustible, activando el metabolismo.

Es importante que luego de una sesión de ejercicio de este tipo se tome un tiempo adecuado para la recuperación y el desayuno, el cual debe ser bajo en grasa y rico en proteínas y carbohidratos complejos, los cuales nos harán recuperar glucógeno.

Una cantidad adecuada de calorías

Cuando se quiere bajar de peso muchas personas tienen la idea errónea de que las calorías son enemigas y optan por dietas hipocalóricas que lejos de ser efectivas terminan por ser contraproducentes para el metabolismo. Para bajar de peso necesitamos quemar una mayor cantidad de calorías que las que consumimos, esto se logra mediante un estilo de vida activo.

Ahora bien, existe algo llamado "efecto térmico de los alimentos" que se refiere a que cuando los alimentos ingresan a nuestro cuerpo y empiezan a ser procesados, activan el metabolismo y lo mantienen trabajando por alrededor de dos horas, es por esto que comer es sumamente importante.

Cuando no comemos el metabolismo se hace lento para compensar la falta de nutrientes y mantener los niveles de energía, mientras que si comemos adecuadamente mantendremos al metabolismo activado. Es posible que hayas visto que muchas dietas actualmente incluyen hasta 5 o 7 comidas al día y es precisamente porque siguen este principio, al comer más veces al día mantenemos al metabolismo trabajando de forma constante.

Ojo en este punto, se trata de comer los alimentos adecuados, bajos en grasa y en porciones bien definidas, procurando también mantener los horarios de comidas, con un tiempo aproximado de tres horas entre cada uno de los tiempos de comida y las meriendas; al final del día la cantidad de calorías quemadas debe ser mayor a las consumidas, pero sin tener que dejar de comer.

Elige bien los carbohidratos

Existen dos tipos de carbohidratos, los simples y los complejos; los carbohidratos simples son aquellos que el cuerpo quema rápidamente y se encuentran en los dulces, postres, azúcares, pastas; estos producen un golpe de glucosa e insulina en el cuerpo que dispara el suministro de energía, pero debido a que se quema con facilidad, el cuerpo entra en una etapa de descompensación, como una especie de "depresión"; para compensarlo enviará la señal al cerebro para obtener más glucosa e insulina, lo que nos provocará antojos de más alimentos de este tipo. Como estos alimentos tienen una gran cantidad de calorías que difícilmente llegaremos a quemar, terminan por convertirse en grasa acumulada.

Por su parte los carbohidratos complejos son quemados por el metabolismo de forma más lenta, se encuentran en pastas, panes y cereales integrales, verduras, frutas y hortalizas. Al quemarse lentamente mantienen el flujo de glucosa e insulina más estable, controlado y por una mayor cantidad de tiempo, de esta forma nos ayudan a combatir los antojos, manteniendo una sensación de saciedad por más horas.

¿Cuál es la cantidad de hidratos de carbono recomendada para un runner?

Modifica tus entrenamientos

Si haces siempre el mismo tipo de ejercicio, por ejemplo correr una distancia de 5 kilómetros todos los días, el cuerpo termina por acostumbrarse y quema menos calorías. Un buen truco es modificar los entrenamientos, sin importar el tipo de ejercicio que hagas puedes intentar cambiando la velocidad, las distancias, el peso, la intensidad, etc. Colocar un poco de esfuerzo adicional al cuerpo reactiva la quema de calorías.

Descubre Academy Win la academia de entrenamiento y nutrición de IronCrowns

Las proteínas

Los músculos son uno de los principales demandantes de calorías en el cuerpo, por lo que a mayor masa muscular mayor cantidad de calorías se quemarán, incluso en reposo. Para construir masa muscular es importante que le proporcionemos al cuerpo una cantidad adecuada de proteínas y aminoácidos que ayuden a procesar estas proteínas. Incorpora en tu dieta alimentos ricos en proteínas pero bajos en grasas como el pollo, pescado, queso fresco, huevos cocidos o soja.

Antes de ir a dormir toma algún alimento rico en proteína, como un yogurt, una barra de proteína o un vaso de leche desnatada. Esto ayuda que los flujos de insulina y glucosa se mantengan controlados en el cuerpo durante las horas de ayuno mientras dormidos y también proporciona un suministro de proteínas que nos ayudará a favorecer la ganancia muscular.

Bebe agua

como-acelerar-metabolismoEn cualquier plan de dieta o ejercicio se recalcará la importancia de consumir agua pura y para acelerar el metabolismo no es la excepción. Beber agua ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y hace más eficiente el trabajo de los órganos en el procesamiento de las grasas. El agua también ayuda a mantener una mayor sensación de saciedad y por consiguiente controlar la ingesta desmedida de alimentos.

La recomendación es dos litros de agua al día, pero si tienes un estilo de vida muy activo la demanda de agua puede ser mayor; escucha a tu cuerpo, sentir sed es una señal de que no estamos consumiendo la cantidad suficiente de líquido.

Mantener el metabolismo trabajando constantemente y hacer más eficiente la quema de calorías no es complicado si sabemos implementar las recomendaciones que hemos mencionado. Llevando una dieta equilibraba en la que se escojan sabiamente los alimentos y un estilo de vida activo lograremos que el metabolismo trabaje en su mejor potencial y que la quema de grasas se optimice.

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2017.