Hacer yoga por primera vez, en busca de la salud integral

Hacer yoga por primera vez, en busca de la salud integral ComentarioComentarios

Como muchas de vosotras y vosotros sabéis, chicas, chicos, este año he comenzado a hacer yoga. Y es que, hacía ya un tiempo que me había picado la curiosidad, que me había sentido atraída por esta práctica ancestral que tiene como principal objetivo la búsqueda del equilibrio del cuerpo y la mente.

Se calcula que tiene más de 4.000 años de antigüedad y nació en el norte de la India. La palabra yoga proviene del idioma sánscrito y significa "unión". La unión de todas las cosas, la unión del cuerpo, la mente y el espíritu. En el yoga, cuerpo y mente son una única cosa y el objetivo final es que ambos aspectos estén alineados. El yoga, como dice mi profesor, es salud integral.

Hacer yoga por primera vez, en busca de la salud integral - foto 1

Descubriendo el yoga con Vanesa Lorenzo

Hacer yoga por primera vez, en busca de la salud integral - foto 3Para conocer un poco más acerca de este conjunto de técnicas vitales que mejoran nuestro estado físico y mental, y nos ayudan a conectar con nosotros mismos, me he permitido comprar el libro de la modelo Vanesa Lorenzo titulado "YOGA, un estilo de vida". Es cierto que mi motivación y la gran curiosidad que sentía por descubrir esta nueva filosofía provocaron que lo leyera de inmediato y que ya antes de mi primera clase tuviera al menos cierto conocimiento. Para Vanesa Lorenzo, el yoga es mucho más que una práctica física o unas técnicas de relajación, es un estilo de vida. Otro de los libros que he utilizado y que está en mi mesilla es el escrito por Lucy Lidell con Narayani y Giris Rabinovitch, una guía para comenzar con la práctica del yoga.

Cada persona emprende este camino de manera distinta y con distintos grados de implicación. No importa cómo hayas llegado hasta aquí o qué es lo que busques en el yoga. En mi caso, el estrés generado por un riguroso puesto de trabajo y el exigente ritmo del día a día, porque yo soy de las que piensa que le faltan horas, unidos a ciertos "problemillas" de digestión, me empujaron a buscar una actividad nueva, fuera de mi rutina de los últimos años, que me permitiera relajar la mente y mantener el cuerpo en forma alcanzando mi propio bienestar. En definitiva, lograr una mejor calidad de vida. Es cierto que también me inspiró ver a yoguis de edad madura, como lo es Vanesa Lorenzo, luciendo cuerpos flexibles, fuertes y estilizados, así como caras relajadas y sonrientes que transmitían un "algo" especial.

Hacer yoga por primera vez, en busca de la salud integral - foto 2

Atravesar las puertas hacia un mundo nuevo

Después de mi primera clase, realmente me di cuenta de que efectivamente el yoga es una práctica totalmente novedosa para mí. Una sesión donde el ritmo fue el que dictaban los cuerpos de las 10 personas que compartíamos la sala y donde no compites contra nadie, ni tan siquiera contra ti. Donde no se trata de llegar más lejos, ni tampoco más rápido, sino de esforzarse, de escuchar a tu cuerpo y buscar ese equilibrio interior con tu fortaleza física y sobre todo mental.

Zapatillas de yoga

Mi sensación fue la de atravesar las puertas hacia un mundo nuevo, ajeno y alejado del mundo real donde está permitido precisamente escuchar a nuestro cuerpo y conectar con sus necesidades. La mayoría de los días, el trabajo y las obligaciones diarias no nos dejan ni un minuto libre y descuidamos así nuestro propio bienestar. Creo personalmente que hasta esta primera sesión, nunca había dedicado tiempo a pensar en mi cuerpo y menos aún en sus necesidades. Por eso la experiencia hasta el momento ha sido tan grata y motivadora. También sé que no va a ser un camino fácil, pero como con cada reto, seguro me aporta más de positivo que de negativo. Según la autora es una de las mejores decisiones que puedes tomar.

Hacer yoga por primera vez, en busca de la salud integral - foto 4

"Saborea cada respiración, saboréala"

He de confesar que la práctica de yoga es realmente difícil para mí. Sobre todo en los momentos en los que tenemos que trabajar con la mente, manejarla, relajarla. La respiración consciente es uno de los pilares más importantes en el yoga. Es su base y nos ayuda a concentrarnos y a entrar en contacto con nuestro cuerpo y con la energía vital. Lo que en yoga se llama prana. El pranayama, o control de la respiración en sánscrito, es una parte imprescindible en la práctica del yoga. Respirar es un acto totalmente involuntario al que generalmente no prestamos atención, pero que afecta a todo lo que hacemos. Por esto, como nos dice nuestro maestro, si eres capaz de detectar y controlar los cambios en tu respiración, podrás afrontar mejor las situaciones de estrés, miedo, ira, tristeza. Él nos repite durante la sesión: "saborea cada respiración, saboréala".

En definitiva, lo que realmente intento es buscar ese equilibrio que me conduzca a sentirme mejor, más plena, más sosegada e incluso más cómoda dentro de mí cuerpo. Podríamos resumir el post de hoy con la idea de que el yoga es como el camino con el que se alcanza la felicidad más completa.

OM SHANTI

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2017.