Las 10 mejores posturas del kamasutra para nosotras

Las 10 mejores posturas del kamasutra para nosotras Comentarios

Uno de los enemigos principales de la llama de la pasión con nuestra pareja es el miedo a experimentar cosas nuevas en la cama. Los tabúes o simplemente la vergüenza a mostrarnos un poco más atrevidas pueden estar haciendo que nos perdamos de los momentos más intensos de nuestra relación. Así que hoy os quiero hablar de las mejores posturas del kamasutra para incrementar el placer de la mujer.

Las clásicas posiciones durante las relaciones sexuales si bien pueden hacernos disfrutar, con el tiempo se llegan a volver monótonas y podrían estar limitando nuestra oportunidad de experimentar orgasmos más intensos. Existen muchas posiciones que gracias a los ángulos de penetración o al estímulo visual que proporcionan nos ayudan a alcanzar el clímax más fácilmente o de manera más intensa.

Tal vez te interese: Los 10 juguetes sexuales que os harán disfrutar a los dos

Afortunadamente darle un giro a nuestra vida sexual es tan sencillo como atreverse a experimentar. Si estás buscando la forma de hacer tus encuentros en la cama más placenteros para ambos, a continuación te dejamos las mejores posturas que puedes intentar para alcanzar el máximo placer.

La alineación coital

alineacion-coital

Esta posición ha sido ampliamente estudiada y es una de las pocas en las que se ha demostrado su efectividad para alcanzar el clímax en la mujer; es una variación a la típica postura del misionero en la que además podrás sentir totalmente el contacto con tu pareja, aumentado la cercanía entre ambos.

Para hacer esta posición deberás acostarte boca arriba, tu pareja se colocará sobre ti como en la postura del misionero, procurando que sus hombros queden ligeramente más arriba que los tuyos y que tanto tu zona pélvica como la de él queden pegadas. El contacto de ambas zonas pélvicas propicia un ligero masaje que estimula las zonas erógenas de los dos, pero especialmente el clítoris, haciendo que el orgasmo sea más intenso.

Para potenciar las sensaciones de esta posición puedes colocar tus pies sobre sus pantorrillas, de modo que facilites una penetración más cómoda y profunda.

Tú arriba

tu arriba sexo

Esta es una posición que sin lugar a dudas aumentará tu confianza y te proporcionará una sensación de control que resultará totalmente excitante. Lo mejor de esta posición es que puedes controlar varios aspectos, desde la profundidad de la penetración hasta la velocidad de los movimientos.

Las variaciones para esta posición son muchas: puedes recargarte sobre tus rodillas o sobre tus pies, puedes inclinarte sobre su pecho o bien tirar tu cuerpo hacia atrás colocando tus manos sobre sus rodillas. Una variación que resulta muy sexi para ellos es colocarte sobre él dándole la espalda; la vista de tu zona trasera será un gran estímulo visual para tu pareja.

El zorro

posicion zorro

Otra variación para la postura del misionero que resultará especialmente útil para ellos, pero que a las mujeres también les ayudará a disfrutar de sensaciones más intensas durante la penetración. Colocada abajo, recostada sobre tu espalda y tu pareja sobre ti, llevarás tus tobillos hacia sus hombros.

Esta es una posición muy recomendada sobre todo si tu pareja tiene problemas de eyaculación precoz, ya que le permitirá a él tener el control de la velocidad y la duración de la penetración. Por otro lado, la posición de tus piernas permite que la penetración sea más profunda; un tip adicional: mientras más subas tus piernas y tus caderas, más profunda será la penetración.

La carretilla

carretilla sexo

Una posición ideal para estimular el punto G, aunque requiere algo de fuerza de tu parte, las sensaciones que conseguirás valen la pena. Recuéstate boca abajo en la cama mientras que tu pareja está de pie. Sube tus piernas hacia su cintura y permite que él te sostenga por la cadera mientras tú te apoyas en tus antebrazos.

Esta posición le permite a tu pareja una penetración completa, pero también gracias al ángulo de tu cuerpo, podrán localizar más fácil tu punto G para darte a ti un orgasmo totalmente intenso.

El nudo

el nudo  sexoAcostados de lado, tú dándole la espalda a tu pareja, pasarás una de tus piernas por encima de las piernas de él para precisamente formar una especie de nudo entre cuerpo y el cuerpo de tu pareja. 

La penetración en esta posición no será tan profunda, pero sí le proporcionará a él una excelente sensación y gracias al ángulo de la posición tu punto G se verá más estimulado.

Esta posición también le dará a tu pareja la oportunidad de tocar tu cuerpo o incluso podrías hacerlo tú misma, estimulando tu clítoris mientras se realiza la penetración. 

Una ventaja de esta posición es precisamente esta, ya que podrías conseguir un orgasmo vaginal y un orgasmo del clítoris al mismo tiempo.

El perrito

el perrito  sexo

Una postura muy tradicional pero que es capaz de proporcionar placer a ambos. Todas las posiciones en las que tu pareja penetre desde atrás tuyo resultan un buen estímulo para el punto G y la posición del perrito no es la excepción. Mientras más recuestes tu pecho sobre la cama, más sexi resultará la posición para tu pareja ya que le proporcionarás una excelente vista de tus caderas, trasero y espalda.

Una variación interesante para esta posición es hacer lo contrario, en lugar de recostar tu pecho sobre la cama levanta tu torso para quede alineado con el pecho de tu pareja; esto le dará a él una sensación diferente durante la penetración y ambos tendrán la oportunidad de alcanzar tu clítoris para que tengas una mayor estimulación.

Sentados a la orilla de la cama

ella encima

Otra posición en la que tú puedes mantener el dominio y que le permitirá a él una penetración profunda. Tu pareja se sentará a la orilla de la cama y tú te sentarás sobre él. Puedes pasar tus piernas por detrás de él para abrazarlo a ti, mientras que tus brazos te servirán de apoyo para moverte más fácilmente.

Una variante a esta posición es que en lugar de sentarte viéndole a la cara, lo hagas dándole la espalda, de esta forma podrás apoyar tus piernas en el suelo, lo que te ayudará a moverte mejor; aquí hay también dos variantes, si el abre sus piernas para dejarte a ti totalmente en el centro, serás tú quien controle los movimientos, pero si dejas que él cierre sus piernas y tú te sientas sobre él con tus piernas abiertas, el tendrá que ayudarte un poco más a moverte tomándote por la cadera, con lo que podrán conseguir una mayor velocidad en la penetración.

De pie

de pie

Aunque no es una posición que funcione para todas las parejas, si eres capaz de lograrla con tu pareja tendrás un momento muy placentero. Los dos parados, colócate de espaldas a él e inclínate ligeramente para facilitarle a tu pareja la penetración. Como ya hemos mencionado, las penetraciones desde atrás son más profundas por lo que tus sensaciones y las de él se intensificarán.

Esta posición la puedes variar un poco recostándote sobre una mesa, como haciendo una posición de perrito parados, que será más cómoda para ti sin dejar de ser sumamente excitante.

La profunda

postura sobre la mesa

Para hacer esta posición deberás sentarte en un lugar donde las partes íntimas de ambos queden a la misma altura, puede ser una mesa o un mueble de tu habitación, tu pareja permanecerá de pie. La ventaja de esta posición es que resultará cómoda para ambos pero a tu pareja le permitirá realizar una penetración mucho más profunda.

En esta posición puedes ir variando la forma en que colocas tus piernas, puedes enrollarlas en su cintura, colocarlas en sus hombros, simplemente dejarlas caer a los lados o si eres lo suficientemente flexible puedes colocar tus pies sobre la mesa. Esta posición además le permitirá a tu pareja estimular tus senos y a ti te dejará las manos libres para estimular el clítoris y lograr un orgasmo más intenso.

Algunas recomendaciones finales

Hay algunas posiciones que por la falta de contacto directo entre un cuerpo y el otro, pueden parecer poco "íntimas" para algunas parejas, lo importante es liberarse de pensamientos y tabúes y simplemente dejarse llevar por el momento.

La comunicación también es vital a la hora de probar diferentes posturas, ya que es posible que no todas las posiciones resulten cómodas o placenteras para todas las parejas, lo mejor es experimentar y encontrar aquellas posiciones que mejor se adapten a cada relación.

Para crear un ambiente propicio para experimentar nuevas posiciones, el juego previo es de suma importancia, que ambos se encuentren totalmente excitados los hará más propensos a querer probar cosas diferentes. Recuerda que el placer debe ser mutuo, así que deben enfocarse en no solamente disfrutar para sí mismos, sino en hacer ese momento más placentero para tu pareja.

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2017.