¿Qué beneficios aporta comer cereales integrales en un dieta equilibrada?

¿Qué beneficios aporta comer cereales integrales en un dieta equilibrada? Comentarios

Trigo, avena, cebada, centeno, arroz, pan, pasta, cereales de desayuno...el consumo habitual de cereales integrales contribuye a una mayor longevidad, debido a que su ingesta disminuye la mortalidad general y, sobre todo, la tasa de muerte cardiovascular. Así lo indica un estudio realizado por un grupo de investigadores de Harvard School of Public Health que ha sido publicado recientemente en la prestigiosa revista JAMA Internal Medicine.

Las beneficios de la fibra para tu organismo radican en el hecho de que es un compuesto que no se digiere. Por medio de distintos mecanismos, se ha demostrado su influencia en los niveles de colesterol y glucosa, además de favorecer el tránsito intestinal, entre otras cosas. Por tanto, el consumo habitual de alimentos ricos en fibra tiene una repercusión directa y significativa en la prevención y la reducción de factores de riesgo relacionados con la obesidad, enfermedades cardiovasculares y enfermedades crónicas, en especial la diabetes tipo 2 y algún determinado tipo de cáncer.

A mayor consumo de cereales integrales, menor riesgo de mortalidad cardiovascular

En concreto, este contemporáneo estudio señala que por cada 28 gramos de cereales integrales ingeridos se reduce un 5% el riesgo de muerte prematura y un 9% el riesgo de muerte por causa cardíaca. Por otra parte, esta disminución del riesgo se produce de igual manera tanto en hombres como en mujeres, e independientemente de la dieta que sigan u otros factores de sus hábitos de vida como la edad, el índice de masa corporal o el consumo de tabaco. En definitiva, cuantos más cereales integrales comas, más reducirás el riesgo de mortalidad cardiovascular.

A diferencia de los alimentos procesados, los cereales integrales no son sometidos a un proceso de refinamiento, y ello les permite conservar todas las partes originarias que componen el grano del cereal:

  • El salvado, la cáscara externa que protege la semilla y muy rica en fibra. El beneficio se atribuye fundamentalmente a la fibra que se encuentra en este envoltorio exterior.
  • El germen, que es el embrión que hay dentro de la semilla y contiene vitaminas del grupo B junto con minerales como el hierro.
  • El endospermo, que constituye la parte más abundante del grano del cereal y alberga hidratos de carbono.

Los cereales no refinados conservan un mayor número de nutrientes como vitaminas y minerales, proporcionando una de las mayores fuentes de fibra a nuestro organismo. La fibra contribuye a ralentizar el proceso de la digestión y, de esta forma, previene esos picos peligrosos de niveles de azúcar en la sangre. Esta es la razón fundamental por la cual deberías incluir algunos de estos cereales integrales dentro de tu dieta diaria.

Menos colesterol y azúcar

Por su parte, la Doctora María Elisa Calle Purón, coordinadora del Comité Científico del Programa Alimentación y Salud de la FEC (PASFEC) y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, explica que "los cereales integrales, al tener tanta fibra, ralentizan y disminuyen la absorción tanto de colesterol como del azúcar. De esta forma, contribuyen a reducir el riesgo de padecer diabetes en la edad adulta y también ayudan a minorar los niveles de colesterol”.

La Fundación Española del Corazón recomienda encarecidamente consumir a diario 200 gramos de cereales, de los cuales por lo menos una cuarta parte deberían ser integrales. Según la experta en nutrición, el equivalente a lo expuesto anteriormente sería: una rebanada de pan de molde, media barrita de pan u ocho galletas, siempre que sean integrales.

Fuente: Fundación Española del Corazón

Fotografías: Robert CarboneuLucianF (Flickr, bajo Licencia CC)

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2017.