Cheat meal: ¡La dieta de la comida trampa!

Cheat meal: ¡La dieta de la comida trampa! Comentarios

Ya puedes perdonar, pero, en esta ocasión, y sin ánimo de ofender, arrancamos con una esas preguntas un tanto "impertinentes": ¿Ya has puesto en marcha la operación bikini para este próximo verano, y buscas perder esos kilos que sobran? Es tiempo de ponerse manos a la obra. Tú mejor que nadie sabes los sacrificios que conlleva una dieta severa, y lo complicado que resulta resistirse a las tentaciones, cuando se trata de comer. Hay que tener "voluntad de hierro", mucha disciplina y autocontrol. No hay formulas mágicas para perder kilos que no pase por comer lo que necesitas, y nada más. Sin embargo, si que tienes recursos para que esa dieta para adelgazar sea más llevadera, y no se convierta en un auténtico calvario. Te hablamos del «cheat meal» (comida trampa)

«Cheat meal»: ¡Las dietas para adelgazar no tienen porque ser un calvario! - foto 1

¿Qué es lo qué es el «cheat meal»?

Por si lo conoces, el cheat meal es un término anglosajón, cuya traducción literal es comida ("meal) y trampa ("cheat"). Y viene a ser una especie de premio-recompensa frente a los rigores de las dietas restrictivas para peder peso.

Avalado por muchas voces expertas, y aconsejado por un gran número de nutricionistas, la tendencia cheat meal causa furor. En Instagram habrás tenido ocasión de ver a un montón de «celebrities» e «itgirls», tomándose una taza de chocolate, o comiendo un helado, una hamburguesa o un pastel ¿Cómo lo hacen para concederse esos caprichos? No hay trampa ni carton, ni más ni menos se trata de aplicar el .cheat meal.

En las próximas líneas tratamos de responder a las tres preguntas claves: ¿En qué consiste? ¿Cuándo? ¿Cómo?

¿En qué consiste el «cheat meal»?

Como te venimos contando, el «cheat meal» es un recurso que te va a permitir conceder ese capricho alimentario que estás deseando, pero que no te puedes permitir porque en tu dieta no está contemplado, ni muchos menos.

Resulta algo paradójico que puedas comer aquello que más te apetezca de ese listado de alimentos "prohibidos", pero como indican algunos especialistas en la materia, a través del «cheat meal» tendrás la oportunidad de romper tu dieta rutinaria, y sin que ello tenga que suponer un perjuicio para tu objetivo de perder peso. Así que...¡fuera remordimientos!

¿Cómo aplicar el «cheat meal»?

Hay una corriente popular extendida que tiende a confundir el «cheat meal» con el «cheating day». No se trata de hacer barra libre, y durante un día entero, perder de vista la dieta, y no estar contando las calorías que comes. ¡Las cosas claras!

El «cheat meal» se restringe a una única comida. Está en tu mano elegir dónde quieres elegir concederte ese capricho si en el desayuno, en la comida o en la cena. Por cierto tampoco es correcto que asocies el «cheat meal» con la comida basura. Sí, te puedes permitir un lujo gastronómico -dulce y/o salado-, pero siempre aplicando el sentido común ¡No vayas a echar por la borda todo el trabajo realizado por una sola comida!

¿Cuándo poner en práctica el «cheat meal»?

Así, la clave del éxito, y para que este recurso del «cheat meal» resulte efectivo, está en la planificación y en la moderación. También tienes que tener en cuenta que su aplicación tiene relación directa con los objetivos que persigues. No es lo mismo seguir una dieta para adelgazar que seguir una dieta de definición, por ejemplo.

En una dieta para perder peso, puedes llegar a programar el «cheat meal» una vez cada quince días, e incluso una vez por semana. La recomendación básica está en que te pongas en manos de un experto nutricionista-dietista para pactar el «cheat meal», y, especialmente, las pautas a seguir.

«Cheat meal»: ¡Las dietas para adelgazar no tienen porque ser un calvario! - foto 2

6 beneficios que puedes obtener del «cheat meal»

Sentadas las bases, a continuación te enumeramos una serie de beneficios que puedes obtener del «cheat meal», al mismo tiempo que sigues tu particular dieta para adelgazar, y lucir palmito en la próxima temporada veraniega.

  • Evitar la monotonía y el estrés que suponen llevar a la práctica dietas restrictivas.

Se trata de una hormona segregada por las células grasas, que tiene mucho que mucho ver con la regulación del peso corporal, al incrementar las calorías, ofreciendo información sobre tus reservas energéticas. De esta forma, la mayor presencia de la leptina dará lugar a que también se incremente esa sensación de estar saciada, y por lo tanto mantendrás a raya esa sensación de tener hambre.

  • Ayuda a controlar la ansiedad.
  • Evitar las tentaciones, al mismo tiempo que reducir esa sensación de estancamiento en la pérdida de peso.
  • Incrementar los niveles de seretonina, y por tanto, la sensación de bienestar es mayor.
  • Es capaz de "acelerar el metabolismo".

Aunque en este apartado también entran en juego otros factores, aplicar el «cheat meal» también te ayudará a que tu organismo no se acostumbre a trabajar con pocas calorías. Éstas pocas calorías favorecen a que tu metabolismo sea más lento.

«Cheat meal»: ¡Las dietas para adelgazar no tienen porque ser un calvario! - foto 3

Complementos alimenticios como acompañamiento

«Cheat meal»: ¡Las dietas para adelgazar no tienen porque ser un calvario! - foto 4Por otro lado, y para que la puesta en práctica del «cheat meal» no lleve implícita esa carga de conciencia, y los correspondientes remordimientos de turno. También tienes la opción de incluir en esos "homenajes culinarios" complementos alimenticios, que tienen como misión principal de captar parte de las grasas que se ingieren en las comidas, y tratan de impedir su absorción.

Como ejemplo tienes el complemento alimenticio Bio3 Chitosán de la empresa española Bio 3. Esta solución contiene Chitosán, que se trata de una fibra de origen marino, procedente del caparazón de los crustáceos, y que el organismo ni la digiere, ni la absorbe, siendo capaz de eliminar hasta 5 ves su propio peso en grasa.

Su aplicación efectiva es que al tomarla en las comidas del día es capaz de reducir el aporte calórico de las grasas en la dieta. Y es que en su composición, además de la fibra marina de Chitosan, también viene mezclado con vitamina C y Té rojo.

Si deseas probarlo, y ver resultados, las indicaciones en la toma del Bio3 Chitosán se centran en dos cápsulas en la comida, y otras dos en la cena. Preferiblemente antes de comer, y con ingesta de abundante agua.

Comprar Chitosan BIO3 por 9,95€

¿Lista y dispuesta? ¿Te atreves con el «cheat meal» y los complementos alimenticios?

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2017.