9 causas que provocan la acumulación de grasa abdominal

9 causas que provocan la acumulación de grasa abdominal ComentarioComentarios

La grasa que se va acumulando en el abdomen es un problema que puede ocasionar graves trastornos de salud con el paso del tiempo. Por eso, nos encontramos ante algo que va más allá de la típica broma de tripita cervecera y de un asunto estético, y es que la grasa abdominal puede derivar en una mayor posibilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, disfunción eréctil en el caso de los hombres, asma u osteoporosis, así como migrañas y jaqueca, estos últimos casos especialmente en personas entre los 20 y los 55 años-.

Del mismo modo, hay que tener muy presente que la acumulación de grasa en el abdomen puede suponer también un serio problema desde el momento en el que igualmente puede afectar de manera directa a los órganos internos. Por lo tanto, llegados a este caso, es importante resaltar que más importante que la cantidad de grasa almacenada en el cuerpo es su ubicación, y en este sentido la acumulada en el abdomen ocasiona un mayor riesgo de sufrir graves enfermedades de tipo crónico.

Así que qué mejor que conocer algunos de los factores que provocan la acumulación de la grasa en el abdomen para luchar contra ellos y así reducir la probabilidad de terminar sufriéndola. Toma nota de estas nueve causas que facilitan la acumulación de grasa en el abdomen de una persona:

Dieta o alimentación incorrecta

O lo que es lo mismo, lo que toda la vida se ha conocido como comer mal. Exceder las calorías establecidas para nuestra edad, peso y condición física a través de una dieta basada en un exceso de carbohidratos y grasas es toda una invitación para, finalmente, acumular grasa abdominal. Y no digamos si abusamos de dulces, galletas o productos como las patatas fritas, que no aportan nutrientes a nuestro organismo, pero sí que aumentan, y de qué manera, la ingesta calórica.

Una vez más hay que recomendar disfrutar cada día de una dieta saludable que apueste por la ingesta de fruta variada, huevos, pescado, pollo, vegetales y lácteos bajos en grasa, así como por una reducción de las grasas saturadas, la sal, azúcares agregados y el colesterol.

No hacer ejercicio

Si quisiéramos plantearlo como una ecuación matemática podríamos decir que el sedentarismo es igual a una mayor posibilidad de sufrir grasa abdominal. La actividad física es una herramienta idónea para tener el metabolismo en modo on y quemar de este modo grasa. Puede parecer algo obvio, pero es que es así y además, siempre es bueno recordar que hacer ejercicio nos ayuda a mantener una vida más sana, como en este caso. Así que ya sabes, nada de quedarse en casa todos los días sentado en el sofá...

Hormonas

Las hormonas también son un factor clave a la hora de sufrir, o no, este problema. La mala regulación hormonal, o la actividad de algunas de las hormonas que participan en el metabolismo del crecimiento y de los ácidos grasos -en especial la luteinizante y la leptina- son causa de que se produzca en una persona un mayor riesgo de que se acumule grasa en el abdomen.

Condición genética

Otro factor importante a tener en cuenta, al igual que el hormonal. Algunos investigadores apuntan a que la grasa corporal varía genéticamente en diferentes zonas de nuestro cuerpo. De este modo, si una parte importante de los miembros de una familia acumula grasa en el abdomen, existe un mayor riesgo de que el resto de los componentes de la misma terminen por sufrir también este hecho.

Alcohol

Existen estudios que revelan que un consumo elevado de alcohol puede aumentar, de manera importante, la generación de grasa abdominal, ya que el alcohol añade calorías líquidas extras a los alimentos de tipo sólido. Asimismo, hay que tener cuidado también con un consumo excesivo de bebidas gaseosas, ya que si se abusan de ellas pueden provocar tanto un mal funcionamiento digestivo como inflamación abdominal.

Tensión y estrés

¿Estar tensionados puede afectar a la aparición de la grasa abdominal? Pues sí, así es. El stress produce cambios hormonales que pueden conllevar un aumento de peso. De hecho, estimula a las glándulas adrenales, que liberan así hormonas como la adrenalina y el cortisol. Cuando este último se incrementa en sangre, facilita que se produzca la formación de grasa en el organismo -proceso conocido como lipogénesis-, que termina por depositarse en el abdomen.

Sueño... o mejor dicho, falta de descanso

acumulacion-de-grasa-abdominalYa sabes que los expertos inciden en la importancia de dormir las suficientes horas, lo cual no sólo es bueno para un correcto descanso... y es que numerosos estudios demuestran que las personas que no duermen lo necesario suelen consumir más calorías y acumular grasa en el abdomen.

Por cada hora adicional de sueño, a partir de las 7 horas, se consigue reducir en un 36 por ciento el riesgo de sufrir sobrepeso, según mantiene la directora de la Unidad de Nutrición de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), Carolina Muro
.
Como el stress, las personas que no duermen lo necesario experimentan cambios hormonales. La falta de sueño disminuye el nivel de la leptina y, por contra, incrementa el de la grelina, la responsable de que aumente el peso.

Edad

A mayor edad, mayor posibilidad de tener más grasa en el abdomen, según algunos estudios -es necesario decir que también hay otros no lo ven tan claro-. Y es que según envejecemos, baja la producción de la hormona dehidroepiandrosterona -DHEA-, una circunstancia que podría derivar en la acumulación de grasa abdominal, aunque repetimos que hay expertos que no ven tan clara esta relación.

Sexo

Y por último, hay que hablar de la condición sexual, que nos dice que los hombres son más propensos a sufrir acumulación de grasa en el abdomen que las mujeres, que habitualmente suelen tener la grasa más situada en la zona de caderas, muslos y nalgas.

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© IRONCROWNS Copyright 2017.